Sin categoría

Valencia, un destino paradisíaco en el mar Mediterráneo



El este de la península Ibérica está ganando con los años más adeptos, y no ha de extrañarnos, pues sus playas y su clima convierten a la capital del Turia en un lugar más que recomendable para disfrutar de unas agradables vacaciones.

Pero en Valencia no solo encontraremos buenas playas, además podremos embriagarnos con su tradicional gastronomía y respirar siglos de historia al pasear por las calles del centro histórico.

El paraíso sin cruzar el charco

Tradicionalmente, todo el mundo ha soñado con cruzar el charco y disfrutar de una agradable estancia en algún resort de Riviera Maya o con un viaje a Costa Rica, sin embargo, podemos disfrutar de aguas cristalinas sin necesidad de irnos tan lejos.

La costa de Valencia está repleta de playas y calas de arena fina y blanca y aguas transparentes que nada tienen que envidiar a las de otros destinos paradisíacos. En 2017, la provincia de Valencia obtuvo 31 banderas azules entre las playas de la capital y las de sus localidades, convirtiéndose así en una de las provincias con mayor número de playas con esta distinción.

La mejor época, primavera

Son muchas las personas que se decantan por la primavera para ir a conocer la ciudad de Valencia. Motivos hay muchos, el principal: buen clima y poca gente. En la época estival las playas de la ciudad están muy concurridas, sin embargo a partir de marzo-abril el clima ya acompaña y ya apetece disfrutar de un cálido día a orillas del Mediterráneo.



Si lo que buscas es conocer las tradiciones de Valencia, no cabe duda alguna, debes visitar la ciudad en su semana grande, las Fallas, que se celebran del 15 al 19 de marzo. Arte, cultura, tradición y fiesta se aúnan en estos días en los que los valencianos llenan las calles de olor a pólvora e increíbles monumentos que quemarán el 19 por la noche, en la llamada noche de la cremà.

La albufera, un paseo para recordar

A escasos kilómetros de la capital, cerca de la localidad de Pinedo, se encuentra la albufera de Valencia. Se trata del lago más grande de España y de uno de los humedales más importantes de la península, por lo que la visita es obligada.

Allí podrás disfrutar de un paseo en barca y contemplar especies de aves acuáticas únicas que te sorprenderán. Para rematar el día en la Albufera de la mejor manera posible, te recomendamos que pruebes una de las autenticas paellas valencianas en la zona de El Palmar.

Si a pesar de todo esto, eres de los que les gusta explorar nuevos mundos y conocer países exóticos, no dudes en hacerlo, es una experiencia única de la que o te arrepentirás.

Valencia, un destino paradisíaco en el mar Mediterráneo
Rate this post


Previous ArticleNext Article
Amparo Miravet es una joven graduada en Comunicación Audiovisual y Traducción y Mediación Interlingüística. Gracias a su ambición profesional consigue todo lo que se propone.