Quien ha oído hablar de Valencia ha oído hablar de la Malvarrosa. Qué bonito nombre tiene ¿Verdad? Casi huele a flores siendo mar. En realidad existieron muchas de ellas y fue gracias a Félix Robillard que este barrio y esta playa presumen del nombre de dicha planta.

La Malvarrosa en sí, es un pequeño barrio obrero de Valencia que pertenece al distrito de Poblados Marítimos, pero si hay algo por lo que su nombre es tan conocido es por su playa. La playa de la Malvarrosa es la más popular y la más frecuentada de todas las playas de Valencia.  Cuenta una longitud de 1.800 metros y un ancho medio de 60 metros y está compuesta de una dorada y fina arena sobre la que andar, correr o disfrutar bajo el sol.
Puedes vivirla y sentirla a tu manera. En esta playa cualquier plan es perfecto. ¿Aún no lo tienes? Estupendo. Vamos para allá.

A parte de disfrutar del mar y broncearte bajo el sol, en esta playa se dan multitud de acontecimientos y actividades pensados para ti. ¿Te gusta el deporte?  Puedes correr a lo largo del paseo marítimo y encontrar a infinidad de personas con tu misma afición. Si por el contrario eres más de hacer deporte en la arena, el footvolley, el tenis playa o el Vóley playa están de moda. En Beach Bol Valencia disponen de campeonatos y escuelas de formación.

Si eres un fanático de los deportes de mar, también hay para ti. Puedes practicar Kitesurf, windsurf,  surf o paddel surf y si no tienes ni idea pero te encantaría probarlo, en  Ocean Republik  hay cursos donde puedes aprender y practicar. Si lo que quieres es convertirte en pez y descubrir el interior del mar es fácil. Sólo tienes que aprender a bucear. Si ya sabes, adelante. El mar es todo para ti.

También tienen otro tipo de actividades gratuitas como el Taichí, Yoga e incluso Zumba.
Dos acontecimientos que se repiten año tras año y que no te debes perder son: el Festival aéreo en el que participan aviones de toda España y el Festival del Viento donde cientos de personas salen a volar sus cometas o cachirulos.

playa malvarrosa

Por otra parte y a lo largo del paseo Marítimo, encontrarás bastantes lugares para tapear, comer o refrescarte. Recuerda que estás en la Malvarrosa, un lugar donde los pescadores salían a echar sus redes. Degustar un plato de tellinas o de clóchinas es casi obligación.
Ya sea de día o de noche, al amanecer o al atardecer, la playa de la Malvarrosa y su paseo marítimo aparecen repletos de vida. Artistas de la arena, masajes a pie de playa, un paseo de cine, actividades, restaurantes, diversidad de culturas…

Ya solo queda disfrutar de ella desde el cielo y eso es algo tan sencillo como subir al a noria de agua, la noria más alta de Europa. Las vistas son espectaculares.

Si tienes la oportunidad de visitar la playa de la Malvarrosa entenderás porque es el lugar elegido para veranear. No es de extrañar que sirviera de inspiración a maestros como Sorolla o a Don Vicente Blasco Ibañez. La magia del mediterráneo está aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here