Edificios emblemáticos, Pasaporte cultural

¿Por qué la plaza de la Reina Valencia es una de las más visitadas?

plaza de la reina Valencia

No cabe duda, la plaza de la Reina Valencia es una de las plazas más concurridas y bulliciosas de la capital de Túria. No es ninguna casualidad, ya que en ella confluyen algunas de las más importantes calles de Valencia: calle de la Paz, calle Sant Vicent Màrtir, calle Santa Catalina, calle del Mar… eso hace que una gran cantidad de personas crucen a diario esta zona de la ciudad. Si quieres conocer algunas curiosidades de la plaza de la Reina Valencia, tienes una cita con estas líneas.

La plaza de la Reina se encuentra en centro del casco antiguo de Valencia. Esta bonita plaza alberga arquitectura histórica de la ciudad, mercadillos de artesanía temporales y una amplia variedad de cafés y restaurantes, la mayoría con terrazas al aire libre. La plaza es el punto de inicio extraoficial de la ciudad de Valencia.

El edificio principal de la plaza es la Catedral de Valencia, situada en la zona norte. Fue fundada en el siglo XII y en ella podemos ver representada una gran mezcla de etilos arquitectónicos: barroco, gótico y románico. Si quieres visitarla, te recomendamos que alquiles una audioguía en la entrada y descubras el arte oculto de Francisco de Goya, así como el cáliz, el Santo Grial. No dejes de subir por la inmensa escalera de caracol del Miguelete, para disfrutar de la mejor panorámica de la ciudad.

 

Historia de la plaza

En origen, la plaza de la Reina Valencia nació para disponer a la ciudad de una plaza mayor. Con esta idea, el 23 de enero de 1878, día de la boda entre los reyes Alfonso XII y María de las Mercedes, comenzó el derribo del convento de Santa Tecla, frente a la puerta de los hierros de la catedral de Valencia. A principios del siglo XX, la reforma de la plaza quedó en un segundo plano y no fue hasta 1944 cuando comenzaron las obras de remodelación de la plaza.

En 1950, el Ayuntamiento de Valencia, sacó a información pública un concurso de ideas para la remodelación de la plaza, que ganó  Alberto Figuerola. Posteriormente en 1959 se instala la primera fuente y en 1970 se llevó a cabo una última remodelación para la construcción de un estacionamiento subterráneo.

Nombre de la plaza

El nombre de la Plaza de la Reina Valencia ha ido cambiando a los largo de los años. En un principio, su nombre está dedicado a María de las Mercedes de Orleans, primera esposa de Alfonso XII. Sin embargo, no siempre tuvo ese nombre, ya que, durante la república, se le llamó plaza de la Región Valenciana y, durante un corto periodo, plaza de Zaragoza. Como los ciudadanos no se acostumbraban al nuevo nombre y se seguía haciendo uso del anterior, el ayuntamiento decidió volver a utilizar el primero, quedándose así con el nombre plaza de la Reina.

Comercios históricos

Una plaza con tanta historia y vida como esta, no podía no estar llena de grandes comercios con historia de Valencia. Entre ellos, cabe destacar el edificio Singer, que albergaba la delegación de Valencia de la casa de máquinas de coser; la confitería de Eugenio Burriel; la peluquería de Francisco Vicent, los almacenes de la isla de Cuba o la popular tómbola del arzobispo Marcelino Olachea, que recaudaba beneficios para construir el actual barrio de San Marcelino para las personas con pocos recursos. Algunos de los objetos que se sorteaban allí eran muñecas que hacían las niñas en los colegios de chicas de la ciudad de Valencia.

Previous ArticleNext Article
Amparo Miravet es una joven graduada en Comunicación Audiovisual y Traducción y Mediación Interlingüística. Gracias a su ambición profesional consigue todo lo que se propone.