Edificios emblemáticos, Pasaporte cultural

Estación del Norte de Valencia, el modernismo en Valencia

estacion del norte

Seas un amante de las estaciones ferroviarias o los trenes como el Dr. Sheldon Cooper, o no lo seas, la Estación del Norte de Valencia es un ambicioso y majestuoso monumento que no dejará de sorprenderte. Constituido como uno de los mejores edificios de la arquitectura civil, referencia monumental de la ciudad, fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1961 y Bien de Interés Cultural desde 1983.

La actual Estación del Norte de Valencia es la principal estación de ferrocarril de la ciudad, con un total de 10 vías y por donde transitan cerca de 14 millones de pasajeros cada año. Sin embargo, no siempre fue así.

Los antecedentes se remontan a 1851, cuando se construyó cerca de la actual plaza del ayuntamiento la primera Estación de Ferrocarriles de la Compañía del Norte, de donde recibe su nombre. No obstante, las instalaciones se volvieron insuficientes, buscando un nuevo terreno donde poder edificar el nuevo recinto.

Encargada al arquitecto Demetrio Ribes en 1906, no se inauguró hasta 1917. La estación terminal, de carácter monumental y enmarcado en un estilo modernista, presenta influencias de la vertiente europea de la Sezession Vienesa, en especial de Otto Wagner.

La estación consta de dos naves paralelas a las vías y una tercera que conforma la fachada principal del edificio, con tres torreones situados a los extremos y en el centro. En ella encontramos elementos de la agricultura valenciana, además de la representación del escudo heráldico valenciano. Asimismo, descubrimos otros elementos emblemáticos como la estrella de cinco puntas o el águila, que rematan el cuerpo central del edificio.

estacion del norte

Su cubierta interior, con una gran marquesina sobre una estructura metálica, constituyó en su época un verdadero alarde tecnológico, cubriendo una luz de 45 metros. En su vestíbulo destaca el minucioso diseño de incrustaciones de mosaico y decoraciones cerámicas de trencadís como revestimiento de paredes y techos. Además, se descubren pequeños detalles en los zócalos de cada puerta o ventanal interior del vestíbulo, en los que se puede leer el lema “buen viaje” en diferentes idiomas, y en los que hay dibujada una rosa. Es por toda la belleza que reúne este edificio que es, sin lugar a dudas, un emblema de la ciudad.

Previous ArticleNext Article
MSc en Biomedicina Regenerativa. Graduado en Ciencias Biológicas. Libre pensador autodidacta, contrario a lo contrario y con unas expectativas infinitas de comerme y cambiar el mundo.