Ocio y tiempo libre

Desde Valencia con amor: 5 destinos únicos para viajar en pareja

viajar en pareja

Hacer un alto en la rutina diaria y dedicarle un mayor tiempo a nuestra media naranja es imprescindible si deseamos que nuestra relación no se deteriore con el paso del tiempo. La capital valenciana es un buen destino para los enamorados, por todo lo que ofrece al viajero, con un maravilloso litoral, una gran riqueza arquitectónica y una variada oferta cultural y de ocio. A continuación te invitamos a descubrir algunos de los destinos en Valencia para viajar en pareja más cautivadores, perfectos para disfrutar de unos días románticos, agradables e inolvidables.

Los Jardines de Monforte

Uno de los lugares más hermosos y románticos de la ciudad de Valencia son los Jardines de Monforte. Situados en la calle del mismo nombre, muy cerca del estadio del Valencia CF, tienen una extensión que ronda los 11.000 m2, y se ubican en un terreno ocupado antaño por un gran huerto. Quienes viajan hasta Valencia no deberían dejar de dar un agradable y relajante paseo por estos jardines, en los que abundan los setos recortados y los árboles frondosos.

La tranquilidad y el silencio imperan en el lugar, este último roto sólo por el susurro del agua de los numerosos surtidores que llenan los jardines, junto a varios estanques, destacando de manera especial uno de ellos por tener forma de nenúfar. Los jardines poseen también más de 30 estatuas de mármol, entre ellas una pareja de leones cuyo destino en un principio era el de viajar hasta Madrid para ser colocados en el Congreso de los Diputados.

Lleno de espectaculares zonas ajardinadas y largos túneles hechos con arcos cubiertos de flores, los jardines son preciosos durante todo el año, pero quien pueda visitarlos en primavera los encontrará en todo su apogeo. Sin lugar a dudas, uno de los mejores destinos en Valencia para viajar en pareja.

Navegando por la Malvarrosa

Si buscamos los planes más románticos en Valencia, por supuesto que no debemos dejar de acercarnos al mar. El mar es en sí mismo poesía, y poco más se necesita que su contemplación para que a uno le embargue una mezcla de romanticismo y nostalgia.

En la capital del Turia no hay nada como aproximarse a la Dársena del Puerto y subirnos en un catamarán, haciendo un atractivo recorrido que nos llevará, a mar abierto y en un inolvidable paseo, hasta la Playa de la Malvarrosa. Además, para hacer el trayecto más agradable, si cabe, durante el mismo nos servirán clóchinas al vapor acompañadas de vino de la tierra.

Contemplando una puesta de sol en el Mediterráneo

Otra de las opciones que tenemos, y con la que seguro vamos a sorprender a nuestra pareja, es también en el mar, aunque esta vez se trata de un pequeño crucero de tres horas de duración. Cabe advertir que sólo podremos realizarlos si nuestro viaje tiene lugar en fin de semana, ya que durante los días laborales no funciona este servicio.

El objetivo del crucero es contemplar una fantástica puesta del sol en el litoral valenciano, y el recorrido incluye cena, espectáculos, música en directo, mojitos e incluso una cata de cava. El romanticismo, desde luego, está servido.

El Museo Fallero

Para los enamorados más divertidos, otro de los planes más originales nos lleva al Museo Fallero, que se encuentra alojado en un histórico edificio del barrio de Monteolivete, el antiguo convento de San Vicente de Paül, construido a principios del siglo XIX. Hablamos de una visita muy recomendable, especialmente indicada para quienes gusten de las tradiciones populares, ya que, como podemos adivinar por su nombre, se trata de un recinto dedicado a las Fallas de Valencia.

De hecho, el museo está dedicado más bien a los “ninots” indultados, es decir, al que cada año es escogido como el mejor y salvado así de ser devorado por las llamas del fuego. Un lugar, pues, lleno de nostalgia, que recuerda al viajero a través de abundantes fotografías y carteles, todas las maravillosas obras que acompañaban a los ninots indultados y que hoy no son más que cenizas.

Bioparc de Valencia

Por último, una visita que no deben dejar de hacer, especialmente los amantes de la naturaleza y, más en concreto, de los animales, es al llamado Bioparc de Valencia. Hablamos de un parque zoológico, ubicado en el conocido como Jardín del Turia, un parque urbano construido en la misma capital valenciana, en el antiguo cauce del río Turia.

El parque cuenta con unos 80.000 m2, y está dedicado a la fauna africana. En él viven más de 800 especies de animales, en espacios que reproducen su hábitat natural, con vegetación traída del país de origen. Se ha diseñado de tal manera que las barreras, jaulas y similares quedan ocultas de tal manera que parece que no existen, con lo cual el visitante tiene la sensación de encontrarse más cerca de los animales.

Rocas, cuevas y otros elementos recrean destinos como Madagascar o como el delta del río Níger, la sabana o los atractivos bosques de baobabs. Jabalís, jirafas, leones, rinocerontes, tortugas, antílopes y un sinfín de especies salvajes nos esperan en este atractivo enclave de la capital del Turia.

Previous ArticleNext Article
Amparo Miravet es una joven graduada en Comunicación Audiovisual y Traducción y Mediación Interlingüística. Gracias a su ambición profesional consigue todo lo que se propone.